Cuando vas a la escuela, ¿aprendes?

12ntes Cuando vas a la escuela, ¿aprendés?

La crisis mundial en relación al aprendizaje profundiza las diferencias entre ricos y pobres en cada región del planeta.

Cuando vas a la escuela, ¿aprendes?

Las sensaciones de fracaso e impotencia acompañan a millones de estudiantes pobres de países en desarrollo que no saben leer, escribir correctamente o hacer una operación de aritmética. Además de nacer en desventaja debido a la pobreza, a su género o a una discapacidad, llegan a la edad adulta sin las aptitudes más básicas para la vida.

Algunos datos del último Informe de Desarrollo Mundial del Banco Mundial revelan las disparidades que existen entre los estudiantes ricos y pobres de un mismo país y entre esos mismos alumnos y los de una economía desarrollada. Estos son algunos de los hallazgos más notables:

  • Hay una crisis global de aprendizaje. La escolarización sin aprendizaje es una gran injusticia ya que está fallando particularmente a aquellos estudiantes que necesitan una buena educación para tener éxito en la vida.
  • La base de datos mundial sobre la calidad de la educación, recientemente actualizada, sugiere que, en los países de ingresos medios y bajos, más del 60% de los niños evaluados no lograron alcanzar habilidades mínimas en matemáticas y lectura. Mientras que, en los países ricos, casi todos los niños superaron ese nivel.

Según el documento, la crisis global de aprendizaje no solo impide a estos jóvenes tener salarios mayores, sino que también profundiza las diferencias entre ricos y pobres. ¿Es posible revertir esta tendencia? Según el WDR 2018, sí, pero es necesario un trabajo extenso para mejorar todos los factores vinculados al aprendizaje. Algunos de ellos son:

Evaluar el aprendizaje: 

Según los especialistas, no basta con atenerse a los indicadores de aprendizaje. También es importante identificar los factores decisivos que la impulsan, como la preparación del alumno, las competencias de los profesores, la calidad de la gestión escolar, el nivel y la equidad del financiamiento.

Construir políticas basadas en evidencias

Las investigaciones identifican medidas que contribuyen al aprendizaje: garantizar el pleno desarrollo de los niños a través de la nutrición, la estimulación y los cuidados en la primera infancia. A lo largo de la vida escolar también funcionan las medidas que reducen el costo de la escolarización.

Hacer de la educación una causa colectiva

El informe enfatiza que mejorar el aprendizaje rápidamente es viable cuando se convierte en una prioridad. Para despertar un sentido de responsabilidad colectiva e impulsar la voluntad política, es necesario tener información y evaluaciones de calidad sobre la enseñanza local.

Fuente: Banco Mundial, octubre de 2017

Si querés leer la nota completa, podés hacerlo aquí: www.bancomundial.org/es/news/feature/2017/10/25/educacion-wdr-2018-crisis-global-aprendizaje-america-latina

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on email
Compartir por e-mail
Share on whatsapp
Compartir por WhatsApp